Implícate con sus cosas

SI TE INTERESAS POR SUS COSAS, TE INTERESAS POR ÉL

CUANDO TE HACEN PARTÍCIPE DE LO SUYO

«Mamá, ¿puedo ver un vídeo de Skate?». El verano despierta aficiones olvidadas. Dos años ha estado el monopatín en el armario cogiendo polvo y, de repente, es su actividad prioritaria. Pero claro, si quieres mejorar en algo, necesitas a otro que te enseñe. Y para esto, Youtube es el rey.
.
“¿Un video? ¿Dónde y para qué?” «Pues en tu móvil, para aprender a hacer bien el Ollie”. Con 11 años ya no basta con darle al pie y mantener el equilibrio.
.
1️⃣Opción 1: darle el móvil y que se apañe, tengo cero tiempo y cero ganas de buscar algo así con él.
2️⃣Opción 2: me siento con él a buscar, vemos juntos los vídeos y comentamos los trucos para hacer bien el Ollie. Esto genera un hilo de oro que le une a mí. Y, a partir de ahí, cada vez que consiga hacer algo nuevo con el Skate, me lo contará con pelos y señales.
.
👉No digo que esto se pueda hacer siempre y en cada caso. Pero la percepción como hijos suele ser: Si no te interesas por mis cosas, en realidad soy yo quien no te intereso. Pueden sonarnos a chino, o súper aburridas, o que ni siquiera entendamos bien de qué nos están hablando. Pero les podemos mirar a los ojos y comprobar cómo le apasiona esto o aquello y cómo gesticula cuando lo cuenta. Y esto fortalece el hilo de oro del vínculo con ellos y su mundo.

Deja un comentario

DESCUBRE NUESTRAS REDES